Autopista de despegue de una infancia_Calle Aragón 8

El simple transitar por esta calle y contemplar el campanario de la iglesia al fondo, el laberinto que es la mente, me evoca recuerdos de tiempos pasados: Juegos de infancia, de guerra, de futbol, o esas improvisadas pistas de tenis para emular a Santana, o el jardín de la parroquia convertido en almenado fortín nunca conquistado, LA CALLE. Verdadero centro deportivo y de juegos de aquellos tiempos. Maravilloso entorno alrededor del nº 8 de la Calle Aragón. Hoy todo cambió y sin embargo, la memoria lo mantiene intacto, TODO. Bendita infancia.

Parámetros de la fotografía:
Cámara: NIKON D7000. Longitud focal: 20mm. Apertura: ƒ/13. Velocidad: 1/125s. ISO: 200.